4

Artefactos Alquímicos Inc.

La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías

Colectivo Juan de Madre

Aristas Martínez, 2013. Colección “Pulpas”

ISBN: 978-84-940773-1-9

336 páginas

20 €

Ilustrado por Javier Jubera García

 

 

Fran G. Matute

La mejor forma de definir La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías de Colectivo juan de madre es utilizando la palabra “artefacto”. Sí, soy consciente de que este vocablo está siendo demasiado utilizado dentro del mundo de las letras (pienso en el sucedáneo de Elige tu propia aventura que se inventó hace poco Miqui Otero, por ejemplo). Pero este que nos traemos entre manos es un artefacto literario válido. Tiene uno la sensación constante de que el formato tradicional del libro en papel se le ha quedado pequeño a Daniel Miñano (el escritor que se esconde tras el “colectivo”, aunque sigamos refiriéndonos a él por su pseudónimo editorial). De hecho, no resulta difícil imaginar que la lectura de una versión digital de esta obra -una que permitiera el enlace de contenidos, vídeos e imágenes a un golpe de ‘click’-, terminaría siendo no sólo más interactiva sino reveladora. Pero no es tanto el formato o la estructura del texto -que, para qué nos vamos a engañar, tampoco es tan novedoso- lo que otorga a la obra la categoría de “artefacto”, sino el juego metaliterario y caleidoscópico que propone con su contenido.

A nuestro juicio, La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías bebe de dos obras fundamentales del siglo XX. De un lado, From Hell (1993-1997) de Alan Moore. De otro, Rastros de carmín  (1989) de Greil Marcus. Ambas obras son citadas expresamente por Colectivo juan de madre. La primera, como fuente evidente de inspiración global de la intrahistoria de este relato; la segunda, de forma indirecta, como modelo ensayístico formativo sobre el que se monta la parte de no-ficción que se ofrece en torno a la figura de Ricardo Zacarías y su entorno.

Llegados a este punto, se hace necesario exponer, aunque sea brevemente, de qué va La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías y cómo está planteada al lector esta rocambolesca historia. En el interior de sus páginas se intenta ofrecer una explicación plausible, soportada además por una extensa investigación -podríamos incluso decir que periodística-, a un extraño asesinato que ocurrió en el mítico Hotel Chelsea de Nueva York en 1921. Sobre este particular ya se escribió aparentemente una crónica, El insoluble misterio del cuarto cerrado, a cargo de Gaston Leroux, pero Colectivo juan de madre parece empeñado en continuar con la investigación y llevarla hasta sus últimas consecuencias.

Así, retomando parcialmente el formato que ya utilizara en su espléndido El libro de los vivos (Sloper, 2011), Colectivo juan de madre construye este nuevo artefacto combinando dos líneas de pensamiento, paralelas y equidistantes, en las que la ficción y la realidad, sin embargo, se entremezclan sin piedad. Y como si de una especie de científico loco se tratara, Colectivo juan de madre da vida a una suerte de rizoma literario -el supuesto diario del científico barcelonés Ricardo Zacarías- construido sobre eslabones de ficción pero cuya factibilidad el autor se empeña en demostrar  científicamente interpretando los escasos datos objetivos que se tienen del personaje y posando sobre los mismos las más variopintas miradas artístico-científicas, en un cóctel de referencias que abarcan desde el Dadaísmo o el ‘punk’, pasando por Duchamp, Danteo Enriqueta Martí (conocida como la “Vampira” de Barcelona), para terminar filosofando sobre la alquimia, la cuarta dimensión o cuestionando la fisicidad de las masas subatómicas. Todo ello, adecuadamente ordenado y diseccionado, para poner de manifiesto que la solución que propone Colectivo juan de madre respecto de los hechos acaecidos en el Hotel Chelsea de Nueva York en 1921 puede, perfectamente, llegar a ser tal y como se plasma en La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías.

Lo más curioso de todo, si se me permite divagar sobre la historia no contada del verdadero Ricardo Zacarías -un personaje que nos ha parecido terriblemente interesante, por otro lado-, es que Colectivo juan de madre “monta” este artefacto encontrando mensajes ocultos en los lugares más insospechados (en la obra de Miya Masaoka, en los tratados del obispo George Berkeley, en la Historia general de las drogas de Antonio Escohotado, en las pinturas de William Blake o en las tiras cómicas de Silvio Cuello…)y a un servidor, sin embargo, a medida que iba interiorizando la odisea científica del tal Zacarías, se le iban solidificando en la mente otro tipo de referentes -extraídos casi todos de esta nueva conciencia televisiva en la que vivimos-, relacionados con la imaginería que utiliza Colectivo juan de madre a la hora de construir el diario del científico catalán, pieza que forma el núcleo duro literario de este relato. Porque, ¿acaso no encuentran paralelismos más que evidentes entre los saltos entre universos paralelos motivados por el consumo de sustancias estupefacientes que se mostraban en un serial tan original como Fringe (2008-2013) y los viajes realizados por R. Zacarías entre Barcelona y Nueva York? ¿No es posible establecer similitudes entre ese artilugio acristalado que el científico debe incrustar en su columna y los “yugos” que se muestran en Falling Skies (2011-¿?)? Por no hablar de ese referente cinematográfico tan directo que parece ser El truco final (Christopher Nolan, 2006), con su máquina multiplicadora de sujetos de carne y hueso… ¿Es que acaso no es Colectivo juan de madre una especie de Nikola Tesla literario?

Javier Calvo erigió a este joven autor barcelonés como uno de los adalides de la nueva literatura extraña de este país. Y desde luego que son “extraños” sus textos, pero no lo es, para nada, su lectura. Colectivo juan de madre posee una prosa límpida y hermosa que rememora las más sentidas historias clásicas narradas por el mismísimo H. P. Lovecraft y es capaz de extraer de esa pose cuasidecimonónica con la que escribe pasajes de verdadera belleza (nos acordamos ahora, por ejemplo, de esa imagen tan bella en la que los nueve Ricardo Zacarías deambulan por la habitación del hotel como gatos sobre un lienzo de botellas de cristal). Y es que si somos capaces de admitir que una de las principales voluntades de la literatura debe ser la de entretener, no nos cuesta mucho afirmar que  La insólita reunión de los nueve Ricardo Zacarías es uno de los textos más entretenidos que hemos leído en lo que va de año. Crean en la alquimia, y disfruten con este artefacto ingeniado por esa mente maravillosa y retorcida que responde al nombre de Colectivo juan de madre.

admin

4 Comments

  1. Todavía no hay comentarios.Cerrar esta ventana
    Haga su comentario.

    Deja aquí tu comentario

    Demuestra que no eres un robot.

    ¿Es esto también artefacto, o es más rizoma?

  2. Yo soy más de deambular por la habitación del hotel como gato sobre un párpado blandito.

  3. Qué buen hijo harían Silvio Cuello y Antonio Escohotado, aunque muy propenso a la faringitis, vive dios, y ahora que el Flutox no lo pasa el seguro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *