3

JRJ y el amor

descargaIdilios

Juan Ramón Jiménez

La Isla de Siltolá, 2013

ISBN: 978-84-15593-25-6

223 páginas

14 €

Prólogo de Antonio Colinas

Introducción de Rocío Fernández Berrocal

 

 

Rafael Suárez Plácido

Escuché hace unos años, en Fuente Piña, a Francisco Silvera, decir que su principal deseo al ponerse al frente del Comité Organizador para el Trienio Zenobia-Juan Ramón Jiménez era conseguir que todos y cada uno de los libros del Nobel onubense estuvieran disponibles en ediciones correctas y unitarias en las librerías españolas. No es ahora el propósito valorar si se ha llevado a cabo este propósito, pero sí es de justicia afirmar que buena parte de lo que haya conseguido tendrá que agradecérselo a esta edición de La Isla de Siltolá. En efecto, de los muchos poemas del autor que se conservan inéditos, estos son los que de forma más evidente integran un libro que, además, fue concebido como tal por el propio autor y que, y esto es más significativo aun sin cabe, fue dedicado “A Zenobia Camprubí Aymar”.

También podemos señalar que el tema principal de Idilios es el amor sensual, que culmina en los primeros poemas que el poeta dedica a su esposa, cuando este está enamorado de ella y ella aún lo rechaza, poemas que preceden a uno de sus libros esenciales, Diario de un poeta recién casado (1916-1917). En la exhaustiva introducción que firma Rocío Fernández Berrocal, y que le hará entrar por la puerta grande en el selecto grupo de expertos en la vida y obra del Nobel, podemos leer: “JRJ señaló que Zenobia está en los tres libros, Monumento de amor, Diario de un poeta recién casado e Idilios “que forman parte de mi conocimiento de Z. –señala– hasta mi casamiento con ella”.”

¿Por qué no publica JRJ el libro en su momento? Rocío Fernández Berrocal apunta varias posibilidades. El libro recoge poemas fechados entre 1911 y 1913, una etapa en la que el poeta cambia de residencia varias veces, a caballo entre Moguer y Madrid, con paradas en Sevilla. Es justo la etapa anterior a la que inicia con Diario de un poeta recién casado. Antonio Colinas coincide con Rocío Fernández Berrocal en que Idilios es precisamente la culminación de la etapa modernista que, para ambos, es la más importante de la obra del autor. Tradicionalmente se han reconocido más etapas y libros posteriores. Este momento de culminación por sí solo no basta para explicar la no publicación del libro. Se apuntan también dificultades coyunturales del momento para encontrar una editorial digna, pero la explicación que toma más peso es la dificultad que supondría el tema del libro. Parece ser que cuando JRJ le ofrece el manuscrito a ZC, a ella no le parece tolerable publicar la relación de amoríos pasados del poeta. Quizás él tampoco quisiera publicarlo por respeto a la que va a ser el gran amor de su vida. Es cierto que se publican, ya desde la Primera Antolojía algunos de estos poemas y, además en la Segunda Antolojía, bajo los mismos epígrafes: “Idilios clásicos” e “Idilios románticos”, pero debieron entender que no suponía lo mismo que consagrar un libro entero a ello.

Idilios está dividido, como ya hemos señalado, en dos partes que atienden a un criterio cronológico y que se corresponden con las carpetas encontradas en Puerto Rico entre los papeles del poeta al fallecer este: “I. Idilios Clásicos” y “II. Idilios Románticos”, a las que se le han añadido textos que se han ido encontrando posteriormente con la pertinente indicación del poeta. Aunque la redacción era de 1911-1913, la última corrección fue de 1935. Son un total de noventa y siete poemas, de los que treinta y ocho son inéditos. Sólo por la ordenación de los poemas ya publicados esta edición sería muy importante, pero el añadido de los otros treinta y ocho, hasta el momento, inéditos hacen de este libro un acontecimiento que el futuro sabrá considerar como merece. JRJ, quizás por la inabarcable de su ingente obra, y por su mala acogida entre algunos poetas y críticos de generaciones posteriores es un gran desconocido. Estamos seguros de que Idilios va a contribuir a cambiar esta situación. Temáticamente nos permite asistir a la culminación del JRJ más sensorial. Los diferentes poemas van marcando una serie de obsesiones que el autor dejó aparcadas a partir de 1915. Es muy interesante la evolución del amor que va pasando de lo más carnal,

Cuando estás entre otras / tu cuerpo se contajia –pechos, brazos, muslo­- / de los cuerpos de todas. // Luego, cuando te quedas sola / conmigo, y te desnudas –muslos, brazos, pechos- / qué sola eres tú toda.

a la constatación de lo que para él es el amor verdadero, que toca más al alma que a la carne, y que él solo encontró en ZC, a quien van dirigidos los últimos poemas del libro, entre ellos este inédito:

No, no eres tú, dormida. / Tú te me has entregado en alma y cuerpo / y te he tomado yo, en el mundo / que, dichosos, reímos a un tiempo. / Tú te me has entregado a mí despierta, / con tus ojos de par en par abiertos. // ¿Quién eres, di, quién eres / dormida? No, no eres tú, yo no te siento / a ti por este mundo / que no vemos a un tiempo. / No, no eres tú, dormida, / con tus ojos cerrados. No te beso.”

Ha pasado 2013 cargado de libros de poesía, pero no sabemos qué va a quedar de ellos, o si alguno de ellos será recordado en el futuro. No lo sé. Lo que sí sé es que este Idilios, editado por la editorial sevillana La Isla de Siltolá, con prólogo de Antonio Colinas e introducción de Rocío Fernández Berrocal sí será recordado, sí tendrá su lugar en el futuro.

admin

3 Comments

  1. Muy interesante reseña, Rafael. Didáctica y clara; espero que contribuya a acrecentar el número de juanrramonianos. Recientemente yo compré la edición de Visor de título “Poesía escojida III”, edición también de Silvera y con prólogo de Jenaro Talens. En ella está incluida una buena representación de poemas de “Idilio”. ¿Me aconsejas, con todo, que me haga con esta nueva edición? Por otro lado, ¿sabes si La Isla de Siltolá tiene prevista la publicación de nuevos inéditos? Gracias anticipadas por tu respuesta.

  2. Gracias, Maribel, por tus palabras sobre la reseña. Sobre tu pregunta, te diría que algunos de los poemas de “Idilios”, han ido apareciendo en antologías de JRJ, desde la “Primera antolojía”. No he leído la colección que mencionas de Visor, pero por lo que la he mirado por encima, te diría que trae los mismos poemas de “Idilios” que en casos anteriores. Yo creo que si eres, como se ve, seguidora de la obra de JRJ, este “Idilios” es un libro que podría enriquecer tu biblioteca.
    En cuanto a si está en el ánimo de La Isla de Siltolá, continuar editando inéditos de JRJ, te diría que es posible que, al menos, uno más aparezca, aunque no estoy demasiado seguro de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *