0

Los Invisibles

978849461972JOSÉ MARTÍNEZ ROS | “Puede que a vosotros os cause más temor pronunciar esta sentencia que a mí aceptarla

Año 1600. Roma. Giordano Bruno, uno de los mayores sabios de su época, escritor, filósofo, científico, astrólogo, mago y ocultista, es llevado ante el tribunal de la Inquisición, que lo condena a perecer en la hoguera. Según muchos historiadores, el día en que es quemado vivo marca el fin del Renacimiento y el comienzo de una sangrienta era de intolerancia y guerras de religión. Lo que no sabíamos hasta ahora, y nos desvela este singular libro, La Horda. Una revolución mágica, es que Bruno era uno de los líderes de una misteriosa organización secreta, La Universidad Oculta, también conocida como el Colegio Invisible.

Desde el comienzo de su andadura editorial, La Felguera ha sido una de las editoriales más singulares del panorama nacional. En su catálogo hay clásicos de la contracultura, ensayos de cultos, manifiestos políticos extremistas, biografías de criminales, así como títulos directamente inclasificables firmados por individuos como Aleister Crowley, Patty Hearst o, incluso, el celebérrimo guionista de cómic Alan Moore. A lo que se ha unido, recientemente, la publicación de la magnífica revista Agente Provocador, dedicada a la exploración obsesiva de los aspectos más misteriosos, extraños y ambiguos de la realidad, bajo la supervisión de un misterioso Gabinete Negro. Ahora, como una culminación de su exquisita labor, llega este volumen firmado por un provocador intelectual como Servando Rocha, autor de libros únicos como Nada es verdad, todo está permitido. El día que Kurt Cobain conoció a William Burroughs (Alpha Decay) o La facción caníbal. Historia del vandalismo ilustrado, El Ejército Negro o Historia de un incendio. Arte y revolución en los tiempos salvajes: de la Comuna de París al advenimiento del punk, estos últimos publicados todos en la propia editorial que lidera y regenta, La Felguera.

La sinopsis de La Horda es relativamente sencilla: un compendio de diversas teorías que ofrecen una versión conspirativa de los principales eventos históricos de la Era moderna y que, actualmente, gozan de un amplio predicamento en la red. La Horda es el nombre más o menos despectivo con el que son conocidos diversos movimientos rebeldes que se enfrentan a los poderes absolutos de los reyes y, sobre todo, de la religión en el siglo XVII, donde destaca, ante todo, el Colegio Invisible, un grupo revolucionario que lucha de forma encubierta en distintos lugares de Europa, en especial en París, la capital de la monarquía francesa, en permanente guerra con los Habsburgo que reinan en España y Alemania, bajo el puño de hierro del cardenal Richelieu. El origen del Colegio Invisible se pierde en la oscuridad de los tiempos y, como pronto averiguamos, aparte de Bruno, entre otros famosos miembros, fueron “invisibles” René Descartes, Mijaíl Bakunin o August Strindberg.

La historia se inicia con un prólogo que nos explica que lo que, en adelante, vamos a leer es una edición del llamado Manuscrito Morgana, “cuatro voluminosos tomos con una interminable sucesión de anotaciones, cuadernos, hojas sueltas, grabados, cartas, planos e incluso jeroglíficos”, hallado en un piso londinense en 1983, tras una inexplicada explosión. Después de esta introducción, retrocedemos con rapidez hacia el siglo XVII.

El antiguamente poderoso Imperio Romano-Germánico se desangra. Los príncipes convertidos al protestantismo y el emperador Habsburgo combaten en lo que más tarde fue bautizado como la Guerra de los Treinta Años, una de las más atroces que han tenido lugar en el continente europeo. Ambos bandos recurren a ejércitos mercenarios que saquean, asesinan y arrasan todo a su paso. Andreas, un joven desesperado se encuentra con un grupo de Invisibles cuando está punto de morir en un paraje solitario y desolado y es reclutado allí mismo. Mientras tanto, en París, la célula local del grupo sufre la persecución de sus enemigos más acérrimos: Los Despiertos, una organización secreta católica cuyo principal objetivo es exterminar a los enemigos de la Iglesia.

En La Horda hallamos fácilmente varias influencias: para empezar, desde su mismo título, Los invisibles, el cómic de Grant Morrison publicado en el sello Vértigo, que a la vez que nos relataba la historia de un grupo de terroristas místicos servía a su autor para plasmar su particular visión de nuestra sociedad y hasta crear una especie de historia paralela, del siglo XIX al nuevo milenio. La elección de ambientar esta novela-ensayo en el siglo XVII nos hace evocar Q, la primera novela del colectivo italiano Luther Blissett, que recorre las primeras etapas de las Guerras de Religión, con una trama plagada igualmente de sociedades secretas, espías, misterios y engaños. Y en lo que se refiere, precisamente, a sociedades secretas es difícil no acordarse de un clásico contemporáneo, como El péndulo de Foucalt de Umberto Eco.

Pero La Horda es una obra con su propia, singular, identidad y que, sin duda, resultará fascinante para aquellos interesados en explorar el lado oscuro de la Historia por su conseguido equilibrio entre las peripecias folletinescas –en el mejor sentido– de sus personajes y la erudición esotérica que derrocha capítulo a capítulo. Como lector, lo único que he lamentado es que su trama no se prolongue por otras épocas históricas. ¿Fue relevante la actuación del Colegio Invisible en el inicio de la Revolución Francesa? ¿Shelley y Byron formaron parte de él? Quizás en próximas entregas lo averigüemos. [Publicado en Notodo]

La Horda. Una revolución mágica (La Felguera, 2017) de Servando Rocha | 540 páginas | 23 €

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *