1

Premios EC 2015

Hacemos por fin público el fallo del jurado de los Premios EC 2015, que este año ha decidido premiar como mejor obra narrativa de ficción al libro de relatos Siete casas vacías (Páginas de Espuma) de Samanta Schweblin, por considerarlo un espléndido ejemplo del poder narrativo del cuento, con historias en las que los personajes y espacios se fusionan plenamente y la colocación de cada elemento responde a una extraña perfección, sin perder por ello espontaneidad ni frescura. Schweblin se revela así como una maestra de la forma breve, con su admirable capacidad para la insinuación de aquello que está justo detrás del muro y su destreza para dar relieve y dignidad a las vidas cotidianas.

SamantaSchweblin

Por su parte, el Premio EC 2015 al mejor poemario recae en Quién lo diría (Tusquets), de Eloy Sánchez Rosillo, un libro que retrata una voz en plena madurez no solo expresiva sino también de fondo, donde lo elegíaco es más aceptación serena que desgarro o duelo, y un canto a las dádivas del mundo. Es obra que destaca por la sencillez y la emoción, por su capacidad contemplativa, con una dicción limpia y clásica y versos que vienen a quedarse -huéspedes estables- en el alma de quienes los lean.

EloySánchezRosillo

Asimismo, el Premio EC al mejor ensayo del año ha recaído en Ramón Andrés y su monumental Semper dolens. Historia del suicidio en Occidente (Acantilado), extraordinario y valioso texto en el que, con erudición nada avasalladora, el autor reflexiona sobre el hecho de quitarse la vida, una realidad que es de todas las épocas y sociedades y que sin embargo aún arrastra su consideración de tabú. Bellamente escrito, Semper dolens no es sólo una historia de las reflexiones existentes sobre el suicidio a través de los tiempos por parte de filósofos, teólogos, médicos y legisladores: es también, y sobre todo, un libro emotivo y humano sobre la complejidad de la vida “y sus paradojas, a veces terribles“.

laura1_xoptimizadax--620x349

Por último, el Premio EC 2015 a la mejor traducción se ha concedido a José Luis Amores por su “sobrenatural” trabajo en El cuaderno perdido (Pálido Fuego) de Evan Dara. Un libro construido más que sobre diálogos sobre psicofonías, en un auténtico guirigay de voces “sintonizadas” en castellano por Amores gracias a una labor de auténtica orfebrería. Asimismo, con este premio queremos reconocer el riesgo asumido por Amores al frente de la editorial Pálido Fuego, responsable del lanzamiento de algunas de las traducciones más aventuradas que se han firmado en España en los últimos años.

f0ecd119-8b4f-4e25-bab5-c552e305e0a5

¡Enhorabuena a los premiados!

admin

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *