0

Siete tipos de soledad

hombres-sin-mujeres-haruki-murakami-tusquets-2015-portada

 

Hombres sin mujeres

Haruki Murakami

Tusquets, 2015. Colección “Andanzas”

ISBN: 978-84-9066-043-0

272 páginas

18,90 €

Traducción de Gabriel Álvarez Martínez

 

 

José Martínez Ros

Este libro recoge siete relatos largos del que es, sin duda, el autor más conocido y leído de la literatura japonesa de los últimos tiempos. Y vale la pena celebrar su aparición, porque es un libro magnífico que reafirma nuestra fe en que su autor aún nos puede dar unas cuantas obras perdurables, después de sus últimas publicaciones, la a ratos imponente, a ratos repetitiva y frustrante, IQ84 y la modesta novela corta Los años de peregrinación del chico sin color. No hay que olvidar que Murakami es traductor de SalingerScott Fitzgerald o Carver, maestros en este género y cuya influencia se percibe en la prosa austera y despojada del narrador japonés y en su modo de conducir a personajes carentes de cualidades especiales a una revelación o epifanía desde la que cuestionan toda su existencia. En los siete relatos de Hombres sin mujeres nos muestra siete tipos de soledad y de pérdida, siempre con unos protagonistas masculinos marcados por el hecho de que no han podido retener a su lado a una mujer o han renunciado a ella o no han sabido conservarla y, ahora, sufren las consecuencias.

Primero encontramos dos cuentos con títulos de canciones de los Beatles. En “Drive my car”, un actor de edad madura, viudo, mantiene largas conversaciones con su chófer, una chica joven y hosca, revelándole la historia de un matrimonio aparentemente feliz, pero lleno de secretos y de infidelidades incomprensibles. “Yesterday”, con personajes juveniles, desubicados, incapaces de encontrar su sitio en el mundo, nos recuerda al Murakami de Norwegian Wood o Sputnik, mi amor.

“Un órgano independiente”, un relato misterioso y especialmente emotivo, nos presenta a un frívolo y casanova cirujano plástico, quien lleva una vida tranquila, sin sobresaltos emocionales hasta que, en la etapa final de su vida, conoce el verdadero amor, lo que tendrá para él unas implicaciones devastadoras, como descubre el narrador, un escritor amigo suyo que resulta fácil identificar con Murakami. En “Sherezade”, Habara, un hombre recluido en su domicilio por un motivo que no se llega a revelar recibe diariamente a una mujer que cuida de la casa y que, como una más de sus obligaciones, se acuesta con él. Esa mujer le cuenta historias que siempre deja a medias, entre ellas un extraño relato autobiográfico de deseo y obsesión adolescente.

A continuación hallamos “Kino”, mi preferida del libro. El protagonista es un hombre tranquilo, un representante de una marca de artículos deportivos, cuya existencia carece de complicaciones hasta que descubre que su mujer lo engaña. Aunque es capaz de aceptarlo con serenidad, decide dar un giro radical a sus circunstancias: deja su trabajo, abre con sus ahorros un pequeño bar, donde pasa el tiempo en compañía de una gata callejera que se encariña con el lugar y su colección de vinilos de jazz. Pero una serie de personajes extravagantes se convertirán en habituales de su negocio y no tardarán en inmiscuirse en su vida. Murakami consigue aquí en una treintena de páginas una narración perfecta y absorbente, en la que se suman los mejores elementos de su narrativa: toques de ‘noir’ postmoderno, sutiles elementos fantásticos, mujeres misteriosas, enigmáticos intrusos y un final que apunta directamente al corazón del protagonista (y del lector).

“Samsa enamorado” es un curioso homenaje a La metamorfosis de Franz Kafka. En este caso, es un insecto quien se transforma en un hombre que se queda prendado de su cuidadora. Y por último, la historia que sirve de recapitulación final, Hombres sin mujeres, con su título prestado de Hemingway, el monólogo desesperado de un hombre que recibe una llamada a medianoche que le anuncia que la mujer que amó durante gran parte de su vida, a la que buscó sin alcanzarla inútilmente, ha muerto: se ha suicidado… Con estos dos relatos, se cierra un libro que merece contarse entre los mejores de su autor.

[Publicado en Notodo.com]

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *