0

La literatura que llegó del frío

ROCÍO ROJAS-MARCOS | El número 9 de la colección Vidas Térmicas de la editorial malagueña Zut, bajo la dirección del escritor Juan Bonilla, vuelve a ofrecernos una biografía singular. La vida del escritor noruego Knut Hamsun rompe de nuevo los moldes de lo habitual, se sale de los márgenes cotidianos y nos permite rastrear su genialidad a partir de la semblanza escrita por Soto Ivars. Partiendo de la fascinación personal del propio Soto Ivars por Hamsun desde la adolescencia, se adentra en la vida del Premio Nobel para trasladarnos a una gélida Noruega de principios del siglo XX en la que el joven Knut se está inventando. Tras una infancia mísera, falta de cariño y solitaria, nos presenta un joven de imponente presencia física, que convencido de su don literario más allá de cualquier expectativa, insiste. Insiste y reincide en escribir textos que parecen no llevarlo a ningún sitio hasta que un día surgen las palabras justas y Hambre llega a manos de un editor sorprendido de la genialidad de la obra. Así, de un día para otro, parece que se desveló este autor, así lo leemos y nos dejamos arrollar por un Hamsun narcisista y ególatra que lo inunda todo a su alrededor. Y es que vivir creyendo ser Dios a veces se complica.

Knut Hamsun desde esa distancia divina fue capaz de profundizar en la naturaleza humana mientras se convertía en uno de los escritores más influyentes del siglo XX. Thomas Mann, Gorki, Kafka o Paul Auster han reconocido ser deudores de su obra. Los pasajes de su vida que va fotografiándonos Soto Ivars hacen que entendamos con otra perspectiva sus novelas, nos abren las puertas de la curiosidad y nos llevan a buscar desesperadamente esas novelas que aún no hayamos leído, o releer otras con nuevas claves interpretativas, pues ahora Victoria, por ejemplo, ha adquirido para mí un nuevo significado, es casi un modo de pedir perdón, un mea culpa escrito al aire en fogonazos impresionistas.

Pero, además, Knut Hamsun. El autor y las quimeras nos enfrenta a un dilema que en los últimos tiempos ronda los debates: ¿debe dejar de leerse un autor por sus ideales políticos? ¿Debe descolgarse un cuadro de un museo para ocultar a su autor por motivaciones más allá de las artísticas? ¿Y dejar de tocar algún compositor en concreto? Como dice Soto Ivars: «Knut Hamsun no fue una buena persona. No, al menos, en el sentido de las personas de las que nos gustaría vernos rodeados. Sin embargo, nadie escribió como él». Así queda claramente liquidada la cuestión en las páginas de la biografía. No voy a revelar aquí qué fue lo que hizo; Y hasta aquí puedo leer, decían en un programa de la tele hace años y hasta ahí voy a llegar, pues bien merece la pena sumergirse en las páginas de este libro publicado por Zut y descubrir hasta qué punto el aire de los tiempos que le tocaron vivir le fue pudriendo el alma mientras su obra era capaz de seguir un curso ajeno y ser simplemente grandiosa. Aunque no deben olvidar que el debate para Hamsun siempre fue entre Dios y él, por debajo no merecía la pena entrar a pelear. Sin más.

Reseña publicada en Revista Quimera nº 471 (Marzo, 2023)

Knut Hamsun. El autor y las quimeras. (Editorial Zut, 2022) | Juan Soto Ivars | 102 páginas |12 €

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *